PORTADA

Los afros recreaban sus raíces culturales en la fiesta de Reyes


ESMERALDAS. Personajes disfrazados en el día de los Blancos, fiesta de Reyes en la Tola, cantón Eloy Alfaro.

ESMERALDAS.- La fiesta de Reyes no es propiamente religiosa en el pueblo afrodescendiente. Aunque tiene su origen en la tradición católica, con el tiempo ha derivado en una festividad popular carnavalera, según lo escrito en el libro ‘Religiosidad afroecuatoriana’ de John Antón Sánchez.

Él añade que se conoce que la celebración tiene sus raíces en la época colonial, cuando los amos permitían a los esclavos cierta libertad en la forma de festejar el Día de Reyes.

“En lugar de hacer procesiones católicas, más bien los esclavos salían a la calle con disfraces y máscaras alusivas a demonios y matachines, quizá escondiendo o sincretizando a sus deidades o fuerzas espirituales africanas. La costumbre colonial era que, en las ciudades, las autoridades esclavistas les daban un día libre a los esclavos durante el año para que ellos realizaran sus conmemoraciones de acuerdo con sus costumbres y formas culturales propias”.

“El Día de los Reyes era uno de estos. Los relatos coloniales dan cuenta de que los esclavos, ese día, recordaban a sus reyes, a sus autoridades africanas, a sus dioses y demás creencias ancestrales, de modo que la conmemoración de reyes se convertía en una especie de carnaval, donde los esclavos recreaban su vida cultural en África”.

“De allí que muchos se disfrazaban de reyes, guerreros o simbolizaban a sus dioses o deidades africanas”, escribe Antón Sánchez.

RECUERDO DE LA FIESTA

Antes, este juego se lo hacía en casi todos los pueblos grandes del norte de Esmeraldas.

Empezaba unos días después del 25 de diciembre, que es la fiesta del Niño Jesús.

Terminaba con el último día de Reyes.