SALUD

Yogur desnatado, el aliado del corazón


Un estudio demuestra que tomar un yogur al día reduce la hipertensión hasta un 23 por ciento en mujeres.


La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo cardiovascular en las mujeres.

Introducir en la dieta un hábito sencillo como la ingesta de un yogur desnatado cada día ayuda a controlar la tensión arterial y, por lo tanto, reducir las probabilidades de sufrir infarto de miocardio y otras enfermedades coronarias graves.

Según este ensayo, las mujeres que consumen cinco o más yogures a la semana tienen menos probabilidades de desarrollar hipertensión arterial en comparación con aquellas que lo toman una vez al mes o menos.

En concreto, se pudo comprobar que una mayor ingesta de yogur a largo plazo lograba una reducción del riesgo de sufrir hipertensión de entre el 17 y el 23 por ciento en el caso de las mujeres.

Pero los beneficios del yogur sobre el corazón se extienden a otros lácteos y también a los hombres: consumir de tres a seis raciones al día se asocia a riesgos entre un 11 y un 23 por ciento más bajos de hipertensión arterial, “tanto en mujeres como en hombres”, puntualiza Justin Buendía, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Cómo actúa

La clave está en las proteínas de los lácteos que, en especial cuando están fermentadas, derivan en unos pequeños péptidos que causan un efecto similar a los IECA, una clase de medicamentos que se emplean precisamente en el tratamiento de la hipertensión arterial y de otras patologías, como la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal crónicas.

Del mismo modo, “se sabe que el calcio contenido en estos alimentos tiene un efecto protector sobre el corazón”.

otras enfermedades

La reducción del riesgo de sufrir hipertensión arterial no es el único beneficio del consumo diario de yogur. Estas son otras enfermedades que ayuda a combatir:

Obesidad: El principal beneficio derivado de un mayor consumo de yogur era una menor adiposidad, lo que se traduce en un riesgo de obesidad inferior. Además, las personas que toman yogur de manera regular suelen tener menos grasa corporal y un perímetro de cintura más pequeño.

Diabetes: existe una relación significativa entre el consumo de yogur y la disminución del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Esta reducción asciende al 17 por ciento por cada ración diaria de unos 200 gramos.

Estreñimiento: La ingesta habitual de yogur favorece el tránsito intestinal y enriquece la microbiota, lo que convierte este alimento en un gran aliado contra el estreñimiento.

Intolerancia a la lactosa: Al contener una cantidad baja de lactosa, el yogur puede ser consumido por personas con una intolerancia moderada a este azúcar.

cuidateplus.marca.com