CIUDAD

Estudio sitúa orígenes del cacao hace 5.300 años en Ecuador


En las poblaciones de lo que hoy es la Amazonia ecuatoriana se detectaron las primeras plantaciones de cacao.

Las poblaciones de la Amazonia eran ya grandes amantes del cacao hace 5.300 años, catorce siglos antes de lo que se suponía hasta ahora, de acuerdo con evidencias descubiertas en un sitio arqueológico del sur de Ecuador.

De más de 220 muestras de cerámicas analizadas, un “30% contenía cacao. Una gran cantidad que refleja un uso corriente”, explica Claire Lanaud, genetista del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad por sus siglas en francés), coautora del estudio publicado este lunes 29 de octubre.

“Esto no puede ser el resultado de una cosecha ocasional en el bosque”, añade la especialista, para quien el cacao ya era realmente parte de la vida cotidiana.

Los restos se hallaron en los objetos de cerámica del sitio arqueológico de Santa Ana Florida, descubierto en 2002 en las laderas inferiores de la cordillera andina en el sur de Ecuador.

Los Mayo Chinchipe que ocupaban este lugar representan la cultura amerindia más antigua de la región superior de la cuenca amazónica conocida hasta la fecha.

Todavía perduran restos de casas y un sitio ceremonial. Según el estudio publicado en la página de la revista Nature Ecology & Evolution, los indios de la Amazonia utilizaban las semillas del cacao como ofrenda funeraria y como comida diaria.

Hasta ahora, los restos más antiguos de teobromina, un componente específico de las semillas maduras de cacao, habían sido hallados en América Central en objetos de cerámica de más de 3.900 años.