CANTONAL

Madres de familia del colegio Velasco Ibarra indignadas porque convirtió en bar un aula


Rosa Martínez (d), administradora encargada del circuito 03, llegó al lugar para recoger el sentir de los padres de familia, e indicó que notificará a sus superiores sobre las denuncias que recibió.

Por Freddy Galarza

Un grupo de unas 20 madres de familia del primero “ B” de la unidad Educativa Dr. José María Velasco Ibarra de El Guabo dicen estar indignadas.

El martes se enteraron que en el aula donde estudian sus hijos habían instalado un bar. Los niños no tenían salón de clases y deambulaban por el colegio. Eso indignó a sus representantes.

Lucía Ortiz Cervantes, madre de familia, dio a conocer que al enterarse del problema decidió junto a otra madre de familia trasladarse al distrito en Pasaje para que conozcan sobre el inconveniente y se de una pronta solución.

“En el distrito me dijeron que todo problema del colegio tiene que ser solucionado en el colegio y que si queremos que nos que solucionen algo hay que llevar un escrito”, manifestó.

Rosa Martínez

administradora encargada del circuito 03, llegó al lugar recogiendo el sentir de los padres de familia. Dijo que notificara a sus superiores.

Magdalena León

presidenta del paralelo 1ero. “ B”, dijo que las cosas tienen que solucionarse y que sobre el tema conversó pero no pensó que las cosas lleguen a más.

Diario Correo pidió una versión a la inspectora, Cecilia Jumbo, quien señaló que no tenía por qué hablar de esto con la prensa.

Ya en horas de la tarde un grupo de madres de familia comunicaron que por orden de las autoridades del plantel les han dicho les prohíban la entrada.

Esto ha causado una nueva reacción porque las han tildado de peleonas y problemáticas. Las afectadas manifestaron que lo único que han hecho es defender el derecho de sus hijos.

PEDIDO

Las preocupadas madres pidieron hablar con el rector. Dicen que la autoridad del plantel no quiso darles una explicación sobre lo ocurrido.

El bar estará instalado en el aula por unos 15 días, mientras que a los estudiantes, que no pasan de los siete a ocho años, serán transferidos a otro salón.

La preocupación radica en que el nuevo espacio está ubicado en la planta alta de uno de los bloques del colegio.

“Cómo se atreven a mandar a los niños pequeños a un lugar de riesgo para ellos cuando estaban bien en la parte baja”, dijo una indignada madre, que evitó dar su nombre por temor a que tomen represalias con su niño.

Otro de los aspectos que dieron a conocer es que el sábado último el aula fue pintada por los padres de familia para que sus hijos estén en un buen ambiente.

Su sorpresa fue que el espacio lo tiene ahora un bar. Dicen que es una falta de respeto y arbitrariedad.

Reacciones

Claudia Ordóñez

Madre de familia del 1ro. “B”, manifestó que ha dejado de atender sus quehaceres cuando se enteró del problema.

“Nos encontramos en la mañana que a nuestros niños los han sacado fuera de su aula porque han colocado un bar y que es por orden del rector y eso queremos que él nos explique”, sostuvo.

Alexandra Espinoza

También es madre de familia y dijo que son 38 los niños que pertenecen al 1ero. “B“ y que desconocen por qué están fuera del aula.

“Hemos sido notificados por otras madres de familia y la maestra de que nuestros hijos están recibiendo clases fuera de su aula y exigimos que les devuelvan el salón de clases”, sostuvo.