OPINION

Diezmos irregulares


Lenin Gomezcoello Navas

Exigir dinero a empleados públicos que no son miembros afiliados de la organización política es irregular.

El financiamiento de partidos y movimientos políticos proviene de sus afiliados, del CNE que reparte, según los resultados de la participación política en las elecciones precedentes el fondo partidario; y, de las donaciones legales.

Quienes no son afiliados no tienen la obligación de contribuir, aportar o diezmar de sus ingresos a asambleísta, partido o movimiento político.

Impresiona el supuesto audio del diálogo de una asambleísta implicada en exigencias ilegales de dinero a servidores públicos dependientes de su despacho.

La legalidad de las aportaciones realizadas a las organizaciones políticas por parte de quienes son afiliados y donantes se sustenta en la voluntad, acreditación del origen lícito del dinero, pago de impuestos y emisión de las facturas correspondientes.

Cuanto ha sucedido en la Asamblea Nacional así como en los partidos y movimientos políticos, debe alertar al SRI, CNE y UAFE.

Hay presuntas infracciones a la normativa tributaria, política así como de lavado de activos y financiamiento de delitos, sucedidas en los últimos años.

Toda persona, más aún los afiliados y representantes de organizaciones políticas deben ajustar sus prácticas a la constitución y las leyes.

El ingreso injustificado de dinero al patrimonio produce enriquecimiento sin justa causa sea privado o público.

Puede haber una nueva tipología de lavado de activos y financiamiento del delito en los sucesos acontecidos en la Asamblea Nacional, es un caso de estudio.

Frente a esto la sociedad debe reaccionar, quienes están en política deben ser ciudadanos ejemplares.