OPINION

Editorial: Feriado de oportunidades


Inicia un nuevo feriado, el penúltimo del año.

Inicia un nuevo feriado, el penúltimo del año.

Este nuevo asueto, que se extiende hasta el próximo lunes, representa una oportunidad, indudablemente, para atraer el turismo.

La época del año quizás no es la mejor, porque de seguro, habrá quienes decidan visitar y recorrer Guayaquil, ciudad que recuerda su independencia.

No obstante, el turismo interno es importante para dinamizar la economía, generar riqueza y sobre todo, conocer a fondo nuestra propia provincia.

Los balnearios esperan a los visitantes, pero también existen otros espacios como los museos, reservas ecológicas, al igual que la naturaleza.

Piñas y Zaruma están prestos para recibir a los visitantes, así como la fronteriza Huaquillas que está de fiesta.

Algo similar ocurre con otros cantones orenses que se preparan para recibir a los visitantes.

De forma paralela, el anhelo es que no hayan víctimas durante el asueto. Sobre todo, aquellas personas que pierden sus vidas en los accidentes de tránsito.

Lamentablemente, este año ha sido de cifras negativas para los controles vehiculares en las vías.

Por esa razón, ojalá que en esta oportunidad, los controles sean mucho más rigurosos, pues están de por medio las vidas de quienes utilizan el transporte público, e incluso, de quienes se movilizan en vehículos privados.

Si bien es cierto, ya conocemos cuáles son las vías peligrosas o de alto riesgo, eso no significa que en otros tramos no se puedan registrar percances viales.

Por ese motivo, lo ideal será tanto el control por parte de las autoridades, como también, el desempeño eficiente de sus funciones, por parte de los señores conductores.

Esto, indistintamente si se trata de los profesionales o los sportman, o los de motocicletas.