SALUD

Cataratas: ¿Cuándo operarse?


La catarata es la causa más común de pérdida de visión en el mundo y la responsable del 48% de casos de ceguera. Según la Organización Mundial de la Salud, existen 25 mil millones de personas invidentes a causa de esta patología a nivel mundial.

La catarata es la causa más común de pérdida de visión en el mundo y la responsable del 48% de casos de ceguera. Según la Organización Mundial de la Salud, existen 25 mil millones de personas invidentes a causa de esta patología a nivel mundial.

En el Ecuador existen 50 mil casos y con tendencia a aumentar. El especialista en Catarata Pedro Finol, oftalmólogo de la Clínica Oftalmológica Andes Visión indicó que: “La cirugía es la única opción para corregir la catarata”.

Los especialistas también recomiendan consumir antioxidantes como la vitamina E y C para disminuir su progresión. También hay que evitar el exceso de alcohol, tabaquismo y la exposición a los rayos ultravioleta.

Pero, ¿qué determina la decisión de someterse a una cirugía?

1. ¿Cuándo se debe someter a una cirugía por catarata?

La manifestación más clara que indica que un paciente debe someterse a una cirugía de catarata es la disminución de la visión que comprometa su calidad de vida y la realización de actividades diarias como: trabajar, leer, caminar, ver la computadora, etc. También existen otros síntomas que acompañan a esta patología como disminución del tono de los colores o halos alrededor de las luces.

2. ¿Cómo elegir el lugar adecuado para operarse?

A pesar de ser una cirugía que goza de un porcentaje de éxito muy alto (superior al 95%), no está exenta de complicaciones, por ello es preciso contar con un cirujano entrenado, una buena clínica y la tecnología adecuada.

3. ¿Cuál es el proceso para someterse a una cirugía?

√ Primero se realiza un examen oftalmológico completo, un examen de sangre y un electrocardiograma para valorar la salud general del paciente.

√ La cirugía de catarata se realiza a través de un procedimiento llamado facoemulsificación, que consiste en introducir por una incisión, de apenas 2,2 milímetros, una pequeña punta de titanio que vibra a frecuencias ultrasónicas para aspirar la catarata. Después se introduce el lente intraocular flexible, elegido previamente.

√ Si no es factible proceder con la facoemulsificación, se recurre a una cirugía Extracapsular, que consiste en extraer la catarata (entera) por una incisión de 10 milímetros aproximadamente más el implante de un lente rígido (usualmente).

√ Este procedimiento utiliza anestesia local y tiene una duración estimada de 15 a 25 minutos, según la complejidad del caso. Es una intervención ambulatoria, es decir, el paciente se retira a su domicilio el mismo día y empieza un tratamiento médico.

√ El tiempo de recuperación visual promedio es de dos semanas.