OPINION

La culpa es de todos


Jorge Calderón Salazar

Nuevamente el gobierno anunció un nuevo paquete de medidas económicas, no es el primero que anuncia durante su gestión de gobierno y tampoco será el último.

En economía, se plantean varias alternativas de ajuste cuando existen desequilibrios, estos pueden ser de shock o gradual, que sean de shock lleva implícito que se tomen las medidas necesarias a la vez, en un período de tiempo muy corto.

La otra alternativa son ajuste graduales, en este caso las medidas se aplicarán durante un período de tiempo relativamente prolongado.

El nuevo conjunto de medidas económicas planea ahorrar al Estado aproximadamente 1000 millones de dólares, que sumados a los anteriores paquetes (esperando que funcionen, daría un total de 1800 millones de dólares anuales en ahorros).

Es claro que el gobierno ecuatoriano está en la senda de aplicar políticas gradualistas, dado el contexto político, situación económica adversa, cercanía a elecciones seccionales, etc,; pero saltan las inquietudes, ¿serán suficientes? ¿cuándo se verán resultados palpables? ¿hay realmente un plan económico a largo plazo?

Existe una situación preocupante en el ámbito económico, y no es el momento para buscar culpables, porque si fuera así, la culpa es de todos.

Hay que ser conscientes de que todos somos responsables y tenemos nuestro grado de responsabilidad en la situación del país, así mismo aprender de estos dolorosos errores y no creer que vendrá un ¨mesías” a resolver los problemas del país.

Debemos dar vuelta a la página y ver hacia el futuro, Ecuador y las próximas generaciones lo necesitan.