INTERNACIONAL

China: enarbolan símbolos del Partido Comunista en las iglesias


En nombre de la sinización, en pos de crear un cristianismo con «características chinas», las autoridades de gobierno están quemando cruces y sustituyéndolas con las banderas rojas de China; en los edificios religiosos se exhiben eslóganes que exaltan el Partido y los valores del socialismo, mientras se eliminan las imágenes sacras, por considerarlas demasiado occidentales.

Días atrás, en Henan, la cruz de una iglesia protestante fue quemada en la localidad de Anyang, condado de Shuiyi; otra, fue demolida en Hebi; en Luoyang, otra cruz fue eliminada para colocar en su lugar la bandera roja.


En nombre de la sinización, en pos de crear un cristianismo con «características chinas», las autoridades de gobierno están quemando cruces y sustituyéndolas con las banderas rojas de China; en los edificios religiosos se exhiben eslóganes que exaltan el Partido y los valores del socialismo, mientras se eliminan las imágenes sacras, por considerarlas demasiado occidentales.

Días atrás, en Henan, la cruz de una iglesia protestante fue quemada en la localidad de Anyang, condado de Shuiyi; otra, fue demolida en Hebi; en Luoyang, otra cruz fue eliminada para colocar en su lugar la bandera roja.

Incluso se obligó a un centro católico de Anyang a exponer la bandera.

En una iglesia de la provincia, las autoridades exigieron que se retirase la cruz, así como cuadros con caligrafías de versículos de la Biblia y una pintura de la Última Cena.

Hechos similares ocurrieron en Jiangxi. En los testimonios recogidos por Chinaaid en el condado de Xinyu se afirma que las iglesias fueron obligadas a hacer flamear la bandera nacional y a exponer una imagen del presidente Xi Jinping, junto a eslóganes ensalzando el socialismo. Se destruyeron muchas cruces, entre ellas, la de la iglesia evangélica de Jieken.

Al menos 40 iglesias de Shangrao fueron forzadas a exhibir carteles que prohíben la predicación de personas que no sean chinas y que vedan el ingreso a los menores de 18 años.

Ninguna religión queda a salvo de la homogeneización. El monasterio budista de Shaolin en Shaoshan (Henan) se ha visto obligado a cumplir con la ceremonia de izado de la bandera, todas las mañanas. Toda la Asociación budista china ha decidido plegarse a la iniciativa.