SUCESOS

Arenillas: En la parroquia Palmales Incautan nitrato de calcio


Pg. En el control de vehículos y verificación de las cargas, elementos de la Unidad Integrada de Contingencia Fronteriza intervino ayer cerca del medio día a un vehículo del que se dijo transportaba mercadería aparentemente de dudosa procedencia.

Pg. En el control de vehículos y verificación de las cargas, elementos de la Unidad Integrada de Contingencia Fronteriza intervino ayer cerca del medio día a un vehículo del que se dijo transportaba mercadería aparentemente de dudosa procedencia.

Fue así que en el sector San Pedro, jurisdicción de la parroquia Palmales, cantón Arenillas, se dispuso al conductor del vehículo que se detenga para una revisión, quien respondió con una actitud evasiva, al igual que ocupantes de otros vehículos que presumiblemente los acompañaban en calidad de custodios.

Ante esto, se emprendió en la persecución e insistió en que se detengan la marcha, pero lejos de ellos respondieron con detonaciones, lo que obligó a la toma de las precauciones necesarias y a la inhabilitación de las llantas para evitar continuar el rodaje.

No obstante esto, el camión con la carga continuó hasta un sitio inhóspito en donde quedó abandonado, por lo que se procedió a la revisión del contenido.

La carga se trata de más de 350 sacos con nitrato de calcio, se dijo que esta sustancia está sujeta a fiscalización y que suele utilizarse en procesos de refinamiento de alcaloides, con esta consideración se procedió al traslado de la sustancia en calidad de retenida hasta que se justifique documentadamente su presencia y transporte.

No se registraron personas detenidas y será la autoridad competente la que determine su situación jurídica. No se precisó hasta el momento del reporte la cantidad de los sacos.

Juan Carlos Sánchez, mayor del ejército que es jefe de la Unidad Integrada de Contingencia Fronteriza, fue quien dio los detalles sobre el trabajo cumplido, versión que fue corroborada por el coronel de policía Víctor Hugo Tapia, Jefe de la subzona El Oro.

Se presume que el cargamento tiene procedencia chilena y que posiblemente su destino era Colombia, cada saco con la sustancia estará valorada en 1.000 dólares.