OPINION

La economía circular


Hay diversas formas de concebir la economía, con diferentes postulados y teorizaciones, pero aquella en la que están empeñados varios líderes, entre los que destaca el Presidente Barack Obama, que tiene que ver más con los ciclos de la propia naturaleza, me parece interesante destacarla en este comentario.

Hay diversas formas de concebir la economía, con diferentes postulados y teorizaciones, pero aquella en la que están empeñados varios líderes, entre los que destaca el Presidente Barack Obama, que tiene que ver más con los ciclos de la propia naturaleza, me parece interesante destacarla en este comentario.

La angustia de nuestros tiempos es la que tiene que ver con el agotamiento de los bienes de la naturaleza, entre los que se cuenta en primer lugar el agua, que antes se consideraba inagotable, hace que tengamos que repensar todo aquello que ha venido siendo práctica común en buena parte de los países y a lo largo de los años.

Pero ahora, conforme nos lo dice la ciencia, sabemos ya que los bienes de la naturaleza no son inagotables, deben cuidarse y reponerse para que continúen prestando los servicios que los seres humanos demandamos.

Por ello se habla tanto de aquello de reducir, reciclar, reutilizar, o, como se ha planteado por parte del gurú de la denominada Economía Azul, Gunter Pauli, dejar de producir basura, de alguna forma equiparando lo que hace la naturaleza que no produce basura, sino que todo lo que podríamos concebir como deshechos, se transforma en otras tanta materias primas.

¿Seremos capaces los seres humanos de trabajar estos ciclos naturales de la economía circular? ya hay tratativas exitosas, deberemos para ello hacer uso de nuestro sentido común, basándonos en los principios éticos y adquiriendo o asumiendo la suficiente humildad para aprender de la propia naturaleza, de los animales y plantas, lo que éstos tienen que enseñarnos al respecto.