DEPORTES

Jordan Pickford, las manos de Dios de Inglaterra


Inglaterra celebró finalmente una mano en un Mundial de fútbol. O dos, en realidad. Las de Jordan Pickford, el joven arquero del Everton que con sus magníficas tapadas guió a los Three Lions a su primera semifinal del torneo en 28 años.

Agencia DPA.- Inglaterra celebró finalmente una mano en un Mundial de fútbol. O dos, en realidad. Las de Jordan Pickford, el joven arquero del Everton que con sus magníficas tapadas guió a los Three Lions a su primera semifinal del torneo en 28 años.

Tres paradas extraordinarias y a puro reflejo de Pickford, una mejor que la otra, acabaron siendo fundamentales para que el conjunto inglés derrotara 2-0 a Suecia en el Cosmos Arena de Samara y el miércoles tenga la posibilidad de luchar por un lugar en la gran final de Rusia 2018.

“Ha estado inmenso”, lo alabó el mítico ex futbolista inglés Gary Lineker en Twitter apenas concluyó el partido. “Para mí es el prototipo de lo que debería ser un arquero”, señaló por su parte el seleccionador inglés, Gareth Southgate.

Fue una victoria merecida de Inglaterra con los goles de cabeza de Harry Maguire y Dele Alli. Pero Pickford fue elegido con toda justicia como el jugador del partido. “De esto va el fútbol. De rendir en los grandes escenarios”, señaló Pickford tras el partido.

El rocoso combinado sueco casi no llegó al arco del portero de 24 años, pero cada vez que lo hizo se topó con un Pickford colosal. Tres disparos a puerta y tres paradas que ya están entre las mejores del Mundial. La primera acción ocurrió en el comienzo del segundo tiempo, cuando Inglaterra ya ganaba 1-0 con el tanto de Maguire a la media hora.

Con sus atajadas, Inglaterra está de regreso en una semifinal de un Mundial después de 28 años.

Cuatro años antes de aquel Mundial de 1990, en México 1986, Inglaterra sufría con el famoso gol con la mano del argentino Diego Maradona. Hoy, todo un país celebra las manos de un arquero que por entonces ni siquiera había nacido.