CIUDAD

Fernando Cazón recibe condecoración “José Joaquín de Olmedo”


Fernando Cazón, poeta y periodista ecuatoriano.


Guayaquil.- (Jaime Albán) En solemne ceremonia realizada en el Salón de la Ciudad la Unión Nacional de Periodistas, núcleo del Guayas y el Colegio de Periodistas del Guayas otorgó al Poeta y Periodista Fernando Cazón Vera la condecoración José Joaquín de Olmedo por su aporte a la cultura y a la libertad de expresión.

Cazón nació en 1935 y se inició como bardo desde adolescente en el centenario colegio Vicente Rocafuerte donde ganó los Juegos Florales Vicentinos con el poema “canción y mensaje de los labriegos”. Más después en la Universidad de Guayaquil triunfó en el Festival Universitario de las Letras con el poema “Carta de un fusilado”.

En 1957 Benjamín Carrión leyó su cuaderno de poesía y dispuso que la Casa de la Cultura publique su primer libro: “las canciones salvadas”. Hasta la fecha tiene 15 obras publicadas. En la velada se exaltó sus más de cinco décadas de experiencia así como de otros personajes como Gloria Gallardo y se dictó una conferencia acerca de los inicios del periodismo en el puerto principal.

El poeta Cazón reconoce sentirse satisfecho por la condecoración recibida. “En esta premiación se reconoció a periodistas de todos los sectores, ya sea radio, prensa escrita y televisión”. El poeta señaló además como positivo que los organismos representativos de la comunicación resalten la labor de quienes luchan en este oficio que, a su punto de vista, ha tornado a un espacio en el que era posible desarrollar la investigación.

El editorialista del Diario Expreso, Gaitán Villavicencio y otros representantes de la cultura nacional están solicitando al Presidente Moreno y al Ministro de Cultura, Raúl Pérez que se otorgue el Premio Eugenio Espejo al poeta Cazón Vera que cual frondoso guayacán sigue floreciendo como lirico y periodista.

Violeta Luna, en su prologo al libro “Cajón de… sastre” destaca del vate Fernando Cazón “Conocedor del oficio, de la sabiduría y el sentido común del idioma, el poeta no ha claudicado, no ha renunciado a la fuerza sardónica de su estilo ni ha modificado su línea de cabal honestidad. Por esto y otras cualidades merita la presea Eugenio Espejo.

El poeta Xavier Oquendo opinó que a Fernando Cazón se lo conoce más que todo por sus versos. Es un personaje que camina como poeta, tiene cara, facha y rostro de poeta. Es como la poesía, está más allá de su lógica de ser humano, de su “homologicus” (por poner nombre arbitrario a su especie) como que él sabe que los versos son parte de su riñón o son su riñón mismo, o un lunar, una sonrisa más, una lágrima menos”.