DEPORTES

Colombia aterriza en Kazán cargada de ilusiones


Cargada de ilusiones y luego de 16 días de concentración en Milán, la selección de Colombia arribó ayer a Kazán (este de Moscú) para encarar la aventura de Rusia 2018, la sexta Copa del Mundo a la que acuden los cafeteros.

Cargada de ilusiones y luego de 16 días de concentración en Milán, la selección de Colombia arribó ayer a Kazán (este de Moscú) para encarar la aventura de Rusia 2018, la sexta Copa del Mundo a la que acuden los cafeteros.

Encabezados por el capitán Radamel Falcao García y James Rodríguez, máximo goleador del Mundial de Brasil 2014, el avión del combinado colombiano, procedente de Italia, aterrizó a las 23h00 locales (20h00 GMT) en el aeropuerto internacional de la capital de Tartaristán.

Muy sonrientes y vestidos de traje, los 23 futbolistas y el cuerpo técnico liderado por el argentino José Pekerman descendieron del avión y abordaron rápidamente el autobús oficial que lucía en los ventanales la frase: “Aquí van 1 sueño, 3 colores y 50 millones de corazones”.

Unos cincuenta hinchas con banderas y camisetas de Colombia, la gran mayoría estudiantes residentes en Rusia, vitorearon a cada uno de los jugadores en un clima de fiesta a pesar de la lluvia y el frío intenso de la noche en Kazán.

Un fuerte operativo policial acompañó al seleccionado cafetero, integrante del Grupo H que completan Polonia, Japón y Senegal, hasta su fastuoso búnker en Sviyazhsk, a unos 35 kilómetros al oeste de Kazán.