CANTONAL

Carmen Flores y Cosme Asanza Lectores muy felices tras recibir premios de Correo


(Jorge Valarezo Moreno).- Ni leyendo sus nombre en la lista de ganadores, publicada en Diario Correo, que se habían ganado un juego de ollas y vajilla, no lo creían; aunque los dos coincidían honestamente en ganar la cama con su respectivo colchón.

(Jorge Valarezo Moreno).- Ni leyendo sus nombre en la lista de ganadores, publicada en Diario Correo, que se habían ganado un juego de ollas y vajilla, no lo creían; aunque los dos coincidían honestamente en ganar la cama con su respectivo colchón.

El es Cosme Asanza Aguilar y ella es Carmen Flores Flores, quienes por coincidencia habían llenado un cupón a nombre de ellos y el resto estaban a nombre de su esposa, Iralda Ramírez y su esposo, Manuel Benites.

Las dos personas, desde hace mucho tiempo, son asiduos lectores de CORREO, el Diario de Todos, y con motivo de la última promoción en homenaje al mes de las mamitas se pusieron a recortar sus cupones para poder participar y ganar algún premio.

Luego del sorteo respectivo (miércoles 7 de junio), la lista de favorecidos apareció publicada al siguiente día, jueves, donde estaban los nombres de los lectores de Piñas que se habían ganado un juego de ollas, de 8 piezas y un juego de bajilla, de 20.

Muy felices

A través de la corresponsalía de CORREO en este cantón, ayer, en horas de la mañana, se procedió a ser la entrega de los respectivos premios. La primera en recibir fue doña Carmen Flores, quien habita en la ciudadela Orquídea sur. Su esposo, Manuel Benites, tiene un taller de latería y pintura llamado Manabí.

”No lo creía…es la primera vez que gano un premio y lo voy a estrenar este domingo con motivo de celebrar el Día del Padre”, indicó muy emocionada la ganadora, que su pareja le comunicó que se había ganado el juego de vajilla. ” Oye vieja, te has ganado un premio,”, señaló Carmen lo que le dijo Manuel.

Entre tanto, Cosme Asanza Aguilar, tras la coordinación respectiva, nos esperó en su restaurant La Gorda, situado en la calle José Joaquín de Olmedo entre 9 de octubre y avenida Ángel Salvador Ochoa. La delegó a su esposa, Gilma Ramírez, para que reciba el premio.

‘Quería la cama, pero, mejor me quedo con el juego de ollas’, manifestó doña Gilma. Recordó le había dado un papel para que llene su esposa. El resto de cupones ella los llenó. Es la primera vez que me llevo un hermoso premio puntualizó la ganadora y agradeció a los directivos y colaboradores de CORREO, por la seriedad que llevan en las promociones que permanentemente hacen. Ahora, se viene la del Papá mundialista.