OPINION

EDITORIAL: Tras la pista de Guacho


Alias “Guacho”, pasó de ser un comerciante fronterizo a constituirse en el delincuente más buscado del Ecuador.

Alias “Guacho”, pasó de ser un comerciante fronterizo a constituirse en el delincuente más buscado del Ecuador.

Él es disidente de las FARC de Colombia y es acusado de ser el cabecilla de quienes aparentemente perpetraron el secuestro, extorsión y posterior asesinato de los periodistas de diario El Comercio, así como el ejecutor de los atentados en Esmeraldas.

Es importante que el gobierno informe paso a paso cómo avanza este proceso de búsqueda y captura.

Pero también, es importante que el régimen se asesore de quienes ya tienen experiencia con terroristas.

La ofensiva planificada debe ser coordinada entre los participantes. Evitar fuga de información y sobre todo, torpezas que por muy involuntarias que sean, pueden acarrear trágicas consecuencias, como ya pasó con el secuestro de los colegas de diario El Comercio.

Ojalá se mejore el trabajo en la frontera norte y se utilicen protocolos idóneos a la emergencia. Recordemos que los disidentes a quienes el país intenta enfrentar no son delincuentes comunes. No son “simples” arranchadores de carteras o en el peor de los casos, asesinos.

Al contrario, son narcoterroristas, expertos en estrategias ofensivas y profundos conocedores de la selva en la cual están escondidos. El país debe actuar conociendo sus limitaciones y debilidades.