SALUD

Escaldaduras del bebé: Dermatitis y sarpullido


La escaldadura en los recién nacidos puede convertirse en un serio problema si no es atendida a tiempo, por eso te damos algunos consejitos contra las escaldaduras que debes tomar en cuenta:

La escaldadura en los recién nacidos puede convertirse en un serio problema si no es atendida a tiempo, por eso te damos algunos consejitos contra las escaldaduras que debes tomar en cuenta:

Usar cremas hidratantes que contengan óxido de zinc que actúa como manto protector; además contienen vitaminas A y D, fundamentales para la regeneración de la piel.

El recién nacido debe usar prendas de algodón, por tratarse de un material natural. Además, se debe lavar toda la ropa nueva que usará el bebé antes de ponérsela: toallas, baberos, pañales, sabanas, cobijas, camisitas, chaquetitas, ropones, etc.

Evitar los jabones irritantes, demasiado alcalinos o perfumados, ya que pueden irritar la delicada piel del bebé.

El uso de un buen pañal desechable ayuda a prevenir de las escaldaduras, ya que al ser súper absorbentes disminuyen la humedad; en cambio, un pañal de algodón guarda más humedad, más calor, más tiempo el contacto de la orina y su carga de amoniaco con la piel del niño.

Qué es el sarpullido

El sarpullido se origina por el calor y la humedad proveniente del sudor o el contacto con la orina obstruyen los conductos de las glándulas sudoríparas, con lo que dichos conductos se rompen originando esos puntitos pequeños, el sarpullido. Generalmente los encontramos en el área que está en contacto con el pañal, las axilas, los pliegues de piernas, brazos, cuello, etc.