OPINION

EDITORIAL: Se fue Serrano con preguntas por resolver


José Serrano dejó de ser el presidente de la Asamblea Nacional, anoche, tras la sesión del pleno, al que compareció junto con el fiscal Carlos Baca Mancheno.

José Serrano dejó de ser el presidente de la Asamblea Nacional, anoche, tras la sesión del pleno, al que compareció junto con el fiscal Carlos Baca Mancheno.

Sin embargo, es menester precisar que el exministro del Interior en la era Correa, no pierde su curul como legislador.

Durante su comparecencia, Serrano afirmó varias cosas que dejaron varias interrogantes en el aire, las cuales deben ser investigadas a fondo.

Por ejemplo, el extitular de la legislatura aseguró que el fiscal Baca habría forjado un parte policial mediante el cual, de acuerdo con la versión del representante del Ministerio Público, se enteró de la existencia de la grabación de la conversación de Serrano con Carlos Pólit.

Además, enfatizó que Baca editó el audio y que incluso tiene un pacto con Odebrecth. Pero también reconoció que se equivocó al atender la llamada, pero no solo eso. Advirtió que corre peligro la vida del policía que le ayudó a Serrano a conseguir pruebas que fueron presentadas ayer.

Toda esta podredumbre política genera estupor en la sociedad. Es indignante cómo con simples llamadas telefónicas manosean la justicia, se reparten el poder y determinan quién sí y quién no se queda en determinados cargos.

Es indignante cómo se condiciona el actuar de determinados funcionarios. Cómo se pide obedecer a determinados intereses y cómo se acusa a quién sea, o se oculta información por más reelevante que sea, por simples cálculos personales, por sobre los intereses públicos. Esto recién empieza y ojalá, en algún remoto futuro, se haga justicia.