PORTADA

Con agua, espuma y pintura los machaleños celebran el carnaval


(LRP).- Aunque en el centro de la ciudad no se realiza ningún tipo de desfile como en otra ciudades, los machaleños tienen sus propias formas y costumbres de divertirse en las fiestas de Carnaval.

(LRP).- Aunque en el centro de la ciudad no se realiza ningún tipo de desfile como en otra ciudades, los machaleños tienen sus propias formas y costumbres de divertirse en las fiestas de Carnaval.

La espuma de carnaval, globos con agua, pistolas de agua, achiote, harina, pintura vegetal, entre otras cosas utilizan grandes y chicos para celebrar el carnaval. Algunos prefieren disfrutar de la fecha, quedándose en casa, varias familias preparan un almuerzo y compran una piscina de tamaño familiar, donde los niños se divierten.

Por el centro de la ciudad es común observar a los niños y adultos, mojando a las personas con las pistolas de agua. Aunque a muchos no les guste, igual resultan mojados, en algunas ocasiones nadie se salva de ser mojado, peor en el último día de carnaval.

Los baldes con agua, no se hacen esperar en varios sectores de la ciudad. La celebración siempre inicia en la mañana, donde las familias ubican las piscinas para los niños y conforme pasan las horas, a la fiesta se unen otras familias. En ese momento no faltan quienes prefieren refrescarse con una balde de agua y que mejor mojando a los otros.

Quienes no se dejan mojar ponen resistencia o corren, pero al final termina bañado por alguien. En el último día de carnaval, el juego se intensifica, los niños mojan a las personas que viajan en las camionetas que van a los ríos o a los buses de pasajeros.

Otros prefieren jugar ese día con achiote, huevos, harina o polvo vegetal, aunque esto se da más con las personas cercanas o entre amigos. Con el pasar del tiempo esta costumbre ha ido desapareciendo poco a poco, debido a que a varias personas no gustan de estos juegos, pues algunos les parece una falta de respeto y muy bruscos.

Todos los elementos antes mencionados han sido remplazados por la espuma de carnaval, que no lastima y no mancha la ropa. En el mercado se puede encontrar de todo precio y tamaño.

En la ciudad también es común observar antes y durante de la temporada de carnaval, las piscinas inmensas en los exteriores de las viviendas, pues así muchos se refrescan del intenso calor que suele hacer en estas épocas.

Los padres de familia también eligen esta opción de diversión para sus hijos, debido a que no corren tanto peligro como en el mar o el río. Otros prefieren disfrutar la temporada carnavalera, visitando las playas y lugares turísticos del país.

Según las operadoras de turismo, los orenses al momento de viajar, escogen las provincias de la Sierra, para disfrutar el carnaval, mientras que los ciudadanos que radican en la serranía, viajan a la playas de la Costa, para pasar un momento en familia y disfrutar del sol y la arena.

En esta temporada de Carnaval, la Cámara de Turismo de El Oro, ha informado de varias actividades que ha efectuado, con el fin de que estas fechas sean rentables para el sector turístico. Entre las opciones que ha informado y que varios orenses también disfrutan el carnaval de aquella manera, es recorrer distintos lugares de la provincia.

Se conoce que no todos los habitantes de esta provincia conocen la megadiversidad que tiene El Oro, por ese motivo cinco operadoras turísticas de la provincia, brindan varias rutas turísticas que engloban varios atractivos de la zona, desde el mar hasta el páramo.

Las playas como Jambely, Bajo Alto, Puerto Jelí, Hualtaco y otras islas del archipiélago, son concurridas por habitantes de otras provincias, pues algunos alegan que en la temporada playera, son las más tranquilas y con menos afluencia de personas en comparación con otras.

Historia del

Carnaval en el mundo:

El carnaval es una celebración pública, que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (entre febrero y marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año.

El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto.

Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

Historia del

Carnaval en Ecuador

El carnaval ecuatoriano es muy cultural y se celebra con agua, espuma de carnaval, talco o harina para pintarse la cara o cualquier tipo de pintura del tipo vegetal. El lugar más conocido de esta celebración es la ciudad de Guaranda, capital de la Provincia Bolívar, a 4 horas de la capital del Ecuador, a donde llegan desde la misma sierra y la costa ecuatoriana por encontrarse en medio del Ecuador.

Se bebe el típico licor de la zona, el “pájaro azul”. Existe un desfile de carros alegóricos, identificando diversos temas y la mayoría de comparsas baila el tradicional himno carnavalero “El carnaval de Guaranda”.