OPINION

EDITORIAL: Un nuevo proceso democrático


Un nuevo proceso electoral afrontarán hoy más de trece millones de ecuatorianos, esta vez, una consulta popular en la cual se socializan varios temas de relevancia política, social, medioambiental y jurídica, que según el Gobierno Nacional, permitirá aparentemente hacer grandes cambios en beneficio de la nación.

Un nuevo proceso electoral afrontarán hoy más de trece millones de ecuatorianos, esta vez, una consulta popular en la cual se socializan varios temas de relevancia política, social, medioambiental y jurídica, que según el Gobierno Nacional, permitirá aparentemente hacer grandes cambios en beneficio de la nación.

Particularmente desde que inició este proceso, tanto los simpatizantes como los opositores al contenido del Referéndum y Consulta Popular, supieron sobrellevar sus recorridos con aparente calma, salvo unos cuantos enfrentamientos contra el exmandatario Rafael Correa en su periplo por algunas provincias.

El CNE tampoco ha tenido ningún tipo de inconvenientes desde que comenzó la convocatoria al plebiscito, distribución de paquetes, simulacros, programas como el Voto en Casa y personas privadas de la libertad.

De igual manera con la capacitación a los miembros de las juntas receptoras del voto, Policía Nacional y Fuerzas Armadas.

Es de resaltar como ha cambiado el país en los últimos años en lo referente a procesos democráticos, donde antes primaba en todo nivel las manifestaciones, desmanes, insultos, dejando personas heridas y una mala imagen a escala nacional e internacional.

Hoy, repito, salvo algunos inconvenientes con el expresidente, la sociedad ecuatoriana afronta los procesos electorales con soltura y de manera pacífica.

Esperemos que esta jornada se la viva igual y no se vea empañada por malos ciudadanos.