OPINION

EDITORIAL: A declarar


El expresidente de la República, Rafael Correa Delgado y el exfiscal general, Galo Chiriboga, fueron llamados a declarar en el juicio que se le sigue al exministro de Electricidad, Alecksey M. por su presunta participación en el delito de lavado de activos, relacionado al caso Odebrecht.

El expresidente de la República, Rafael Correa Delgado y el exfiscal general, Galo Chiriboga, fueron llamados a declarar en el juicio que se le sigue al exministro de Electricidad, Alecksey M. por su presunta participación en el delito de lavado de activos, relacionado al caso Odebrecht.

No es la primera vez que el exprimer mandatario es llamado para dar su versión en un proceso contra exfuncionarios de su gobierno.

En su momento fue llamado a declarar en el juicio contra Carlos Pareja Yannuzzelli y contra el exvicepresidente Jorge Glas, ambos encarcelados y sentenciados por delitos de asociación ilícita.

Correa en reiteradas ocasiones incluso defendió firmemente a estos funcionarios, afirmando que eran personas honestas y que todo era una treta de la oposición en contra su gobierno.

Sin embargo, cada vez la Fiscalía va descubriendo más casos de corrupción y de asociación ilícita en los cuales están involucrados funcionarios del anterior régimen. Por ello, contrarios al expresidente, asambleístas de la oposición e incluso la colectividad ecuatoriana que no era afín a su gobierno, exigen que rinda cuentas de su gestión y pague por todos los actos ilícitos que se maquinaron durante su administración, a pesar que asegura que durante su gobierno jamás los hubiera permitido y que no es verdad que controlaba todo.