INTERNACIONAL

Artesanos de Santo Domingo de los Tsáchilas tejen atarrayas y trasmallos


Aunque en Santo Domingo de los Tsáchilas se utilizan poco las atarrayas y los trasmallos, hay dos personas que han dedicado la mayor parte de su vida a tejerlos. Esta actividad les permite sobrevivir.

Aunque en Santo Domingo de los Tsáchilas se utilizan poco las atarrayas y los trasmallos, hay dos personas que han dedicado la mayor parte de su vida a tejerlos. Esta actividad les permite sobrevivir.

José María Cun y Leandro Andrade Vélez son los personajes que manifestaron cómo realizan esta labor y dónde están canalizadas sus ventas.

Las atarrayas son grandes redes circulares de distintas medidas, con forma de copos, que se emplean para la captura de diversos organismos acuáticos en agua dulce, esteros o bahías y, en función de la especie que se desea atrapar, se determinan las características de la red.

El trasmallo es un arte de enmalle fijo al fondo, de forma rectangular, constituido por una o varias piezas unidas entre sí. Cada parte está formada por tres paños de red superpuestos, que se arman conjuntamente entre dos trallas con los sistemas adecuados para permanecer calados verticalmente. Los dos paños exteriores son de igual dimensión y del mismo tamaño de malla y diámetro del hilo. El paño interior, de malla de longitud inferior, podrá ser de mayor extensión.

Protagonistas

Desde hace 70 años, José María Cun teje atarrayas. Vive en el cantón Santo Domingo y allí poco se pesca, aunque, según indica, tiene clientes que utilizan estos objetos en el río Toachi. Señaló que la mayoría de compradores es de Guayas y Manabí, quienes las adquieren para las camaroneras.

Explicó que inició a involucrarse en esta actividad porque le gusta la pesca y los amigos cuando lo llevaban a pescar veían que tenía su propia atarraya. Entonces le empezaron a pedir y así, poco a poco, fue metiéndose en esta labor.

Dos meses y medio es el tiempo que invierte en la elaboración de una atarraya grande. Las hace de diferentes colores. “Como yo las elaboro se ven más bonitas”, afirma. El material que utiliza es piola, agujeta y regla, “para que salga igual el ojo de la atarraya”.

Trasmallos de nailon

Leandro Andrade Vélez teje trasmallos de nailon en La Concordia. Son utilizados en la pesca de alta mar. Así, tiene una alta demanda de pescadores de sectores costeros como Pedernales, Jama, Súa, Muisne, Salinas y otros puertos del país.

La materia prima de su trabajo es el nailon, conocido también como malla electrónica, de 5 pulgadas de espesor. Además usa plomo, boya y una agujeta para tejer las redes, que tienen 100 metros de longitud por 2,40 metros de ancho, trabajo que demora tres días para concluir cada red.

Asimismo, con previo pedido, elabora atarrayas para la pesca. (Tomado de diario La Hora)