OPINION

¿Vivimos en un mundo afectado de depresión?


Xavier Geovanny Briceño

PSICOLOGÍA CLÍNICA

Según la proyección que establece la Organización Mundial de la Salud, la depresión actualmente ocupa el segundo lugar como enfermedad que genera discapacidad en las personas, ¿Por qué la depresión se vincula con la discapacidad? este trastorno afectivo incapacita a la persona en áreas vitales como lo laboral, es decir, la persona depresiva podría abandonar su trabajo, en lo familiar sería difícil cumplir roles necesarios, como pareja, padre o madre de familia, etc, en lo social, la persona se retrae a tal punto que abandona actividades, toda esta dinámica enfermiza, hace que la persona depresiva desarrolle un estilo de vida con ciertos niveles de discapacidad (OMS, 2008).

Según la Asociación de Psiquiatría Americana, actualmente la depresión ocupa el octavo lugar como causa de mortalidad prematura en los seres humanos, y se estima que para el año 2030, la depresión ocupara el primer lugar de morbilidad en la lista de enfermedades a nivel mundial, así mismo, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, los trastornos de ansiedad y la depresión se ubican dentro de las diez enfermedades con mayor estadística en el mundo (APA, 2017).

Según las investigaciones, el 75% de las hospitalizaciones psiquiátricas corresponde a personas afectadas de depresión. A pesar de los avances de la medicina y junto a ello la disposición de modernos medicamentos antidepresivos, la tasa de suicidios sigue siendo alta, y no parece haber un panorama alentador que indique que la depresión y el suicidio disminuya, se considera que aproximadamente el 50% de pacientes medicados para la depresión, tienen recaídas luego de terminar el tratamiento entre un periodo de tiempo que oscila entre seis meses a un año, (Beck 2012).

Estas cifras son tremendamente alarmantes, nos están indicando un futuro psicopatológico en la población a nivel mundial, es decir, habrá más personas afectadas de depresión que de cualquier otra enfermedad, las políticas públicas junto con los recursos económicos invertidos a nivel de salud mental, no están dando resultados halagadores, hace tan solo diez años atrás se estimaba que entre un 10% de la población presentaría un trastorno depresivo, hoy se estima que alrededor del 12-15% de la población padece algún trastorno de depresión (Beck, Rush, Shaw y Emery, 2012). En la depresión parece existir un punto psicológico central, la desesperanza junto con el pensamiento distorsionado, este factor es psicológico, según los datos arrojados en investigaciones, la terapia cognitiva aporta beneficios duraderos en las personas depresivas, por encima de la quimioterapia (Beck et al. 2012). Email: xaviergeovanny.ps@gmail.com consultas: 0988278935