INTERNACIONAL

Julian Assange recibió la nacionalidad ecuatoriana


Fue la canciller María Fernanda Espinosa quien confirmó que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, solicitó la naturalización ecuatoriana al Gobierno el 16 de septiembre del 2017 y el 12 de diciembre le fue concedida. El objetivo era lograr que el hacker tenga pasaporte diplomático y con ello, pueda gozar de inmunidad, no obstante, desde Londres las autoridades informaron que no reconocerán ese rango.

Julian Assange, al que Ecuador acaba de brindar la ciudadanía, pasó de pequeño pirata informático a azote de Washington o Madrid, ganándose fama de héroe libertario o de villano al servicio de Moscú, según las diferentes perspectivas.

La habitación en la que Julian Assange ha pasado más de cinco años está dividida en una oficina y una sala de estar, con una cinta para hacer ejercicio, una ducha, un horno microondas y una lámpara de luz solar artificial.

Allí ha compartido hace pocos años con un gato que le regalaron sus hijos al que le creó una cuenta de Twitter llamada Embassy Cat.

Tras pasar encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres escapando de una extradición a Suecia, Quito anunció que le había concedido la nacionalidad. La idea era darle pasaporte diplomático y la consiguiente inmunidad, pero Londres ya avisó de que no le reconocerá ese rango.

Originalmente australiano, su reclusión en el edificio de la legación en el barrio de Knighttps://bridge hizo que su estrella y protagonismo se fueran apagando, hasta su intervención en las elecciones estadounidenses de noviembre de 2016 y en el proceso independentista catalán de octubre de 2017.