PORTADA

Inicios del tráfico marítimo de Puerto Bolívar


(LRP).-Leer los relatos de varios escritores sobre los inicios de la actividad comercial que tuvo el puerto de Puerto Bolívar, pone a imaginar a los lectores como fue aquella época, cuando empezaron a llegar los primeros barcos a esa zona.

(LRP).-Leer los relatos de varios escritores sobre los inicios de la actividad comercial que tuvo el puerto de Puerto Bolívar, pone a imaginar a los lectores como fue aquella época, cuando empezaron a llegar los primeros barcos a esa zona.

El Historiador Vicente Poma Mendoza, en su libro Historia: Marítima y Autonómica Productiva, que se desprende de las crónicas patrimoniales orenses del tomo 2, señala que ante la necesidad de un muelle para facilitar la salida del cacao al puerto de Guayaquil, con el fin de exportarlo a los mercados de ultramar, se realizó el muelle de hierro en El Oro.

La inauguración del puerto mayor y la autorización del muelle de hierro se llevaron a efecto en un acto muy trascendental el 24 de julio de 1868. Poma en su texto señala que en 1902 el ferrocarril del Austro Ecuatoriano ingresó al muelle de cabotaje municipal, directo a la zona de carga y descarga.

Según el libro cuenta que en el puerto marítimo de Puerto Bolívar, comenzaron operando dos compañías alemanas Kosmos y la Gulf Line de procedencia inglesa. El viejo vapor de Olmedo, tuvo la frecuencia a Guayaquil, desde Puerto Pital y Puerto Pilo, mucho antes de 1880, haciendo escala en Puná.

También acoderaban en el flamante muelle de hierro que tenía faroles, piso de guayacán y las rieles entraban hasta el área de carga y descarga, las caleteras Quito, Manabí de la compañía, P.SN.C. Algunos buques de vela peruana, hacían las rutas Paita, Callao, a esto se suman las motonaves Jambelí, Chimborazo, y el vapor de Panamá Railroad Company, que trabaja para la South American Development Company.

Esta última compañía manejaba carga y descarga de las minas de oro de Portovelo y Zaruma. Las rutas fluviales que tenían y externas que tenía la provincia en el muelle, lo hacían con lanchas a vapor, balandras, botes y canoas que cubrían zonas desde las partes más navegables de los ríos Balao, Santa Rosa, Buenavista, Jubones, Bajoalto, Zarumilla y Tumbes.

También se conoce la ruta fluvial del histórico Jubones, que era navegable desde Pasaje (1800-1925), pasando por la Bocana, Huaylá, El Guabo, Bajoalto, Río Salado. Sostiene Clemente Yeroví Indaburo en un trabajo de auditoría compartido con Julio Estrada Icaza, titulado El siglo de los vapores fluviales: 1840-1940, que en el año 1894, había sido habilitado Puerto Bolívar, para el comercio de importación y exportación, desplazando a Puna.

En el relato indica que dicho puerto tenía un muelle con terminal férreo de carga y descarga. El 18 de diciembre de 1883, en el sitio antiguo de puerto Huaylá, se inaugura en sesión extraordinaria del cabildo de Puerto Bolívar, a pesar de que se continuó utilizando el puerto Pilo, muy cerca al puerto de Machala, que tuvo vigencia hasta mediados de mil ochocientos.

Los principales artículos de importación son: víveres en general, telas de seda, lana, algodón, calzado, objetos de labranza y bazar, armas de cacería, muebles, medicamentos, cristalería, loza y utensilios domésticos de hierro enlozado.

Entre los artículos agrícolas que se exportaban podemos mencionar el cacao, café, tabaco, caucho, tagua, cáscara de mangle, cañas de guadúas, chonta, toquilla, y entre las maderables: guayacán y laurel preparado en tablas.

Las monografías indican que entre Machala y Puerto Bolívar, habían seis kilómetros de vías férreas: inaugurándose oficialmente como Puerto Mayor, el 24 de julio de 1889. Cuentan que Machala tenía una población de 200 habitantes, y una veintena de casas.

Le adjudican a Apolinario Gálvez, el sitio del nuevo puerto; entre los edificios públicos encontramos, la Aduana, construido en un alto macizo terraplén situado en el centro del malecón a sesenta metros del muro levantado en la orilla; la capitanía y el resguardo en ese tiempo eran edificios contiguos ubicados a un costado del muelle.

En el libro también se relata que el Sr, Jourjon se compromete ha construir un muelle de fierro en Puerto de Bolívar, de conformidad con lo que ha presentado al ilustre Consejo Municipal de Machala y fue aceptado con bases y condiciones.

Vapore de alto calado, luego de

ser inaugurado el canal de Panamá

Los principales productos de exportación el cacao y cascarilla, son llevados por barcos de la flota alemana, que llegan de frente al antiguo muelle de hierro de Puerto Bolívar.

La historia relata que es esto se dio en los años de 1900 que eran exportados indistintamente a las familias Manrique, Bustamante, Feijoó de Santa Rosa, que mandaban la cascarilla de Loja hacia Hamburgo.

En estos mismos barcos que acoderaban mucho, antes de la invasión peruana, la Continental Banana y la Frutera Sudamericana, ya embarcaban racimos de banano, ocupando también vapores propios.

Luego de la invasión peruana Puerto Bolívar por seguridad fue cerrado a los vapore de alto calado, hecho que fue aprovechado por la disputa de los monopolios de la compra del banano, por parte de las compañías americanas y europeas, que tuvieron que negociar el monopolio del alquiler de vagones del ferrocarril o tren, debido a la llegada de vapores grandes a Puerto Bolívar.

Este hecho se da en marzo de 1953, cuando el puerto es abierto a través de una gestión de la Agencia Naviera de Augusto San Lucas, por medio de la Graceline, que tramitó la entrada de barcos de bandera americana Santa Rita.

Luego de este hecho se normalizó la llegada de barcos de la Stándar Banana Line, de bandera hondureña, así como el grupo de vapores alemanes. En esta guerra por la compra de banano, la compañía Estándar, planteó la posibilidad de construir dos puertos marítimos.

Tenían planificado uno en el Puerto Concheros de Tenguel y el otro en Puerto Bolívar de Machala, proceso que fue impedido por la agitación social sindical, que ya vivía la Canadian Corporation, en Tenguel, en las históricas plantaciones donde la “Mamitayunai, insertó en nuestro país como Banana Republic, a mediados de 1920.

Fuente: Archivo Histórico del Municipio de Machala.