PORTADA

Mery Johana Naygua es la nueva Ñusta Puruhá


Belleza, costumbres y tradiciones destacaron en el evento en que Mery Johana Naygua Yaguarshungo, de la parroquia Cebadas San Juan, fue electa Ñusta Puruhá de Chimborazo 2018.

Esta joven indígena es la segunda Ñusta de la nación Puruhá que se elige y fue escogida de entre siete candidatas que representaron a las parroquias de Cacha, Licto, Cebadas San Juan, Pungalá y Alausí.


Belleza, costumbres y tradiciones destacaron en el evento en que Mery Johana Naygua Yaguarshungo, de la parroquia Cebadas San Juan, fue electa Ñusta Puruhá de Chimborazo 2018.

Esta joven indígena es la segunda Ñusta de la nación Puruhá que se elige y fue escogida de entre siete candidatas que representaron a las parroquias de Cacha, Licto, Cebadas San Juan, Pungalá y Alausí.

El evento de elección se hizo el 29 de diciembre en el campus de la universidad Nacional Chimborazo, ubicado en la vía a Guano.

Mujeres defensoras

de sus costumbres

Las candidatas demostraron, en las diferentes presentaciones ante el público, el apego y conocimiento de su cultura. Llevaron orgullosas su vestimenta que se destacó por los bordados vistosos de sus blusas, el uso del rebozo y del anaco, con toques modernos; acompañados de collares, pulseras y aretes que las identifican. Asimismo, demostraron su apego a la lengua materna, el kichwa.

Emitieron mensajes de respeto, apego y rescate de sus costumbres tanto en kichwa como en español y a través de representaciones difundieron las tradiciones ancestrales de sus pueblos.

Propuesta

La meta de la Ñusta Puruhá Mery Johana Naygua Yaguarshungo es buscar el reconocimiento del pueblo Puruhá como nacionalidad, ya que nuestra nación está construida sobre tradición, cultural, identidad ancestral y lengua materna comentó Inti Daquilema, representante de la organización ‘Ñusta Andina Ecuador’.

La gala de elección estuvo amenizada con la música de Yari Puruhá, cinco jóvenes que deleitaron con las tonadas, sanjuanitos y carnavales. Lo mismo hizo el maestro José Guacho. Mientras que los cuatro integrantes de la agrupación RunaStyle de Otavalo, con su música que fusiona lo andino con lo electrónico, se encargaron de poner el toque musical que invitó a los asistentes a bailar.