PORTADA

Catacocha, la tierra de los paltas, un año más como Patrimonio Cultural


Catacocha es la cuna del cacicazgo Palta y de inspiradores de la gran Confederación Palta que controló todo el sur ecuatoriano, con trazado indígena y arquitectura española que hacen que sea un pueblo único en su género. Fue fundada sobre una falla geológica, donde la evidencia fósil y su ubicación geográfica han dado paso a una variada flora y fauna, que permite gozar de una diversidad en una zona reducida.

Catacocha es la cuna del cacicazgo Palta y de inspiradores de la gran Confederación Palta que controló todo el sur ecuatoriano, con trazado indígena y arquitectura española que hacen que sea un pueblo único en su género. Fue fundada sobre una falla geológica, donde la evidencia fósil y su ubicación geográfica han dado paso a una variada flora y fauna, que permite gozar de una diversidad en una zona reducida.

Su música y su gastronomía y cada rasgo propio del ser paltense convierte a este lugar de Ecuador en lo que es, un Patrimonio Cultural.

Aniversario

Este mes se celebra el vigésimo tercer aniversario de la ‘Declaratoria de Catacocha como Patrimonio Cultural de los ecuatorianos’. Este mérito comprende todos los conocimientos, las creencias, la costumbre, usos y hábitos propios de una sociedad. También está la concepción del alma y de la vida después de la muerte, la moral, el orden ético que, por lo general, se afirma en lo religioso. Asimismo, es el pensamiento de un pueblo sobre los distintos aspectos de su existencia, así como su concepción del arte y su sentido de la belleza en todas sus formas.

La nebulosa identificación que vagamente aproxima a los antiguos habitantes de la actual Loja y el halo de misterio que rodea a gran parte de su historia, despierta la curiosidad y genera muchas cuestiones e interrogantes.

Tanto más cuando se considera que la región fue el destino de pioneros asentamientos humanos desde el temprano paleolítico y que, a la postre, hospedaría a culturas más avanzadas en lo que a organización social y tecnológica se refiere, sin que la definición de sus características culturales, sociales y materiales de vida haya encontrado consenso entre diferentes historiadores.

Sincretismo en

todos los niveles

Orgulloso y valiente es el pueblo Palta. Estas características se sumaron a las propias del carácter español, dando paso a un sincretismo en todos los niveles que se manifiesta en la mayor parte de las expresiones culturales que han sobrevivido hasta estos días, un mestizaje a escala cultural determinante a nuestra realidad actual.

Catacocha, capital de los Paltas, posee riqueza arqueológica y paleontológica y todos los ecuatorianos deben comprometernos –dicen los historiadores- con la tarea de recuperación de la información como aporte a la cimentación de la identidad cultural del país.