OPINION

EDITORIAL: Control navideño


Es importante que en esta época del año se intensifiquen los controles a fin de detectar la fabricación, almacenamiento y comercialización ilícita de explosivos.

Es importante que en esta época del año se intensifiquen los controles a fin de detectar la fabricación, almacenamiento y comercialización ilícita de explosivos.

Para nada es dable que se expendan este tipo de productos a menores de edad, mucho menos en lugares cercanos a establecimientos educativos.

Tampoco se debe permitir que se almacene este tipo de productos en lugares donde existen materiales de fácil combustión.

Para expresarlo de forma más clara, no puede tolerarse que se guarden camaretas, cohetes, tumbacasas y demás petardos en lugares donde hay abundante papel, madera, cañas o productos inflamables como gasolina, pintura, diluyente, etc.

Pero esto se logra con controles eficientes, coordinados y en conjunto, con personal experto en el área, que pueda detectar esto y así evitar que sean los niños los que los adquieran y pongan en riesgo sus vidas.

El llamado de atención para enfatizar estos controles, por ende, no es solamente para elementos de la Municipalidad y policía, también los señores militares que tienen conocimiento pleno de explosivos, así como el cuerpo de bomberos.

Es mejor prevenir mediante una serie de acciones que podrían resultar hasta molestosas, antes que lamentar eventuales tragedias que podrían suceder.