OPINION

EDITORIAL: Jubilaciones docentes


Son miles los docentes que han tenido que obligadamente retirarse del Magisterio por invalidez, enfermedad catastrófica o porque ya cumplieron con sus años de servicio, que aspiraban recibir el pago parcial o total de sus haberes para poder subsistir o disfrutar junto a su familia, sin embargo, debido a la incompetencia de las entidades del Estado correspondiente, han tenido que esperar varios años, algunos incluso fallecieron sin haber recibido su dinero.

Son miles los docentes que han tenido que obligadamente retirarse del Magisterio por invalidez, enfermedad catastrófica o porque ya cumplieron con sus años de servicio, que aspiraban recibir el pago parcial o total de sus haberes para poder subsistir o disfrutar junto a su familia, sin embargo, debido a la incompetencia de las entidades del Estado correspondiente, han tenido que esperar varios años, algunos incluso fallecieron sin haber recibido su dinero.

No obstante, un brío de esperanza para los docentes jubilados ha traído consigo el comunicado del MinEduc sobre el inicio de los pagos de jubilaciones, para lo cual se destinarán 25 millones de dólares.

En una primera etapa se cancelarán a las relacionadas a enfermedades catastróficas, obligatorias e invalidez. Posteriormente se pagarán las jubilaciones pendientes desde el 2011 al 2015 y 2016- 2017, beneficiando a 595 jubilados.

Pero, el número de docentes a escala nacional que no han recibido sus pagos, superan los veinte mil. Ante ello, es necesario que el gobierno nacional priorice dentro de su presupuesto general la cancelación de los incentivos jubilares a aquellas personas que dedicaron toda su vida a la enseñanza y a inculcar valores a niños y jóvenes con el claro objetivo de convertirlos en hombres de bien.